Caminando en Honduras

Febrero de 2012

Como muchas historias extraordinarias, esta sucede en una simple calle, en un día cualquiera, sin señales ni vaticinios. Corría el año de 1947 en este pequeño país Centroamericano, cuna -como casi toda la región-, de la antigua cultura Maya. Ella, una mujer muy joven, guapa y de larga cabellera, caminaba por su ruta cotidiana, cuando a lo lejos lo vio. Él tenía algo indescriptible que le atraía como un poderoso imán, con su porte elegante y fino, sus blancas y sencillas ropas. Al acercarse, él volteó a verla y se quedaron inmóviles unos momentos, viéndose intensamente el uno a la otra, fueron breves segundos, pero algo de eternidad removió el pecho de la joven. Finalmente él se acercó y le preguntó sin preámbulos ¿quien eres?, a lo que la joven contestó a su vez, con cierto reto, ¿y usted quien es? Él se presentó: Soy francés y me llamo Serge Raynaud de la Ferriere, pero ella dijo: eso no me dice nada, no le conozco. Pero el fue amable y encantador. Así comenzó una relación que cambiaría la vida de la joven para siempre. En los días subsecuentes él le pidió ayuda para un ambicioso proyecto que estaba realizando y que incluía la edición de varios libros. Entre otras cosas le pidió acompañarle a Copán, hermosos vestigios de la cultura Maya, donde dedicó todo el día a investigar los símbolos de ruinas y estelas, tomando innumerables notas. Días después, él continuó su viaje hacia el sur. Pero este encuentro generó un cambio radical en la vida de la joven, dando inicio a una larga relación epistolar.

Tiempo después la joven tuvo que viajar a Venezuela por motivos de trabajo, buscó entonces a otros que le conocieron a su paso por ese país. Con los datos de que disponía, logró entablar comunicación y le indicaron que esa tarde habría una celebración, donde estarían las personas que se habían entrelazado en la visión de tan particular personaje. Al llegar al lugar, su mirada se vio de inmediato atraída por uno de los asistentes, un hombre carismático de mediana edad. Nuevamente, esa atracción ineludible les hizo sostener la mirada intensamente hasta que él se acercó y sin más preámbulos le pregunto ¿quisiera bailar conmigo? Ella accedió ante la irresistible personalidad de ese hombre, Don José Manuel Estrada, quien fue el primer y principal discípulo de Serge Raynaud.

Fue así como Doña Matilde Izaguirre, entabló una relación de vida y consciencia con el Dr. Serge Raynaud de la Ferriere y con el Dr. José Manuel Estrada. Colaboró directamente con el Maestre de la Ferriere en la elaboración de algunos de sus libros.

Sesenta y cinco años después y con noventa y dos años de edad, Doña Matilde sigue lúcida, colaborando e inspirando -en la medida que su avanzada edad le permite-, en el proyecto común de estos dos personajes. La consciencia y la fraternidad universal.

Esta reciente visita a Honduras, la realizo después de más de veinte años desde la última vez que tuve la oportunidad de visitar el país. En aquel entonces, visitaba con frecuencia los países de la región desarrollando proyectos ambientales y sociales, en condiciones terriblemente adversas, pues Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua se encontraban en guerras fratricidas. Me toco sortear innumerables retenes militares y guerrilleros, trabajamos con desplazados de la guerra y de catástrofes ambientales, con indígenas viudas de la guerra en zonas devastadas, veía el trasiego de armas desde USA atizando las guerras. Siempre salimos indemnes, teníamos indudablemente una protección que superaba la suerte y las estadísticas.

Esta vez, vengo para dar inicio a un diplomado de formación de profesores de yoga en el marco insuperable del Yoga’s Garden Spa, un hermoso jardín bello y audaz, dirigido por nuestros entrañables amigos de la familia López Nazzar: Emma, Enrique, Sol, Javier y Rey y Zafiro. Al diplomado asisten 25 personas, que con la familia Lopez Nazzar, suman 30 personas.

Pero aún esperaban otras sorpresas. Uno de los principales intereses de esta visita. Mi primer asombro es cuando llegamos al pueblo de San Buenaventura. Es un pequeño pueblo de dos mil habitantes en todo el municipio. Tal vez un poco más de 500 en el pueblo en sí, pero es hermoso, sencillo y hermoso. Lo han arreglado y mantienen la arquitectura tradicional, las calles limpias y cuidadas, una plaza soleada y amable. Pero el rasgo más distintivo es la amabilidad de sus habitantes.

El siguiente asombro es el terreno del Ashram. Montañas escarpadas con paisajes que arrebatan el aliento. Acantilados profundos donde serpentea un río, rocas que son plataformas que invitan al yoga y la meditación, bosques de robles, arroyos llenos de vida y una diversidad biológica típica del trópico. El terreno tiene una infinidad de nichos ecológicos, de rincones mágicos que pueden albergar cada uno, un proyecto en si mismos.

Por la noche, Enrique me deleita con las anécdotas extraordinarias y simples de su Maestro de Tai Chi, Lee Ching-Han. De su relato, se trasluce un auténtico Maestro taoísta.

Indudablemente, los López Nazzar, son una familia especial…

11 marzo 2013

Hace un año, tuve el privilegio de abrir el diplomado de yoga en Honduras en el extraordinario Yoga’s Garden Spa. Este lugar, soñado y materializado por la querida familia López Nazzar se ha ganado a pulso la categoría de ser un pequeño, pero eficiente y hermoso Ashram. A solo 20 minutos de la ciudad de Tegucigalpa, es hoy día referencia obligada sobre yoga, meditación, tai chi, salud y consciencia. Emma es reconocida además, por sus programas de televisión sobre yoga, se le admira por la paz que refleja y la sabiduría de sus palabras. Los cuatro hijos de Emma y Enrique: Sol, Javier, Zafiro y Rey son, además de sus propios proyectos personales, profesores de yoga comprometidos.

El diplomado en Tegucigalpa, es el más internacional de todos los que he visitado ya que las personas que le conforman son originarias de Honduras, Francia, USA, Alemania, Brasil, España, Colombia. Esta comunidad de ciudadanos del mundo ha encontrado en el yoga, una vía natural de expresión, reflexión, investigación y exploración propia y compartida.

La Sangha –la comunidad-, como vía de crecimiento y aprendizaje. En este contexto, se forman relaciones profundas, conscientes, solidarias y afectivas. Muchos de estos personajes son caminantes, viajeros del mundo y de la consciencia. Así las Sanghas se esparcen, se ramifican y –casi seguro-, se reencontrarán en otros países, generando nuevas relaciones, comunidades y proyectos.

El taller que me toco compartir en esta ocasión, a las alumnas y alumnos fue: Tantra.

El tantra, una cosmovisión extraordinariamente amplia y lúdica de nuestra percepción vivencial de la realidad, de la existencia. La visión del Tantra es tan amplia, tanto como ha sido deformada o reducida a su mínima expresión en la mayoría de sus manifestaciones antiguas y contemporáneas, a solo uno de sus múltiples aspectos –el sexual-. Aspecto indudablemente importante, tanto, que es por el sexo que estamos en el mundo. Sin embargo, las afirmaciones de que el Tantra es el “yoga del sexo”, o más floridamente, “la sexualidad sagrada”, es equivalente a comparar las olas de la playa con el océano en su totalidad. Y el océano es tan inmenso…

Para un tántrico, es claro, que el componente de lo femenino es consustancial al tantra, al grado que André Van Lysbeth, tituló su libro sobre Tantra hindú: “El Culto a lo femenino”. También es una realidad que el promedio de mujeres participantes en los diplomados, cursos y clases de yoga es en promedio del ochenta por ciento…

Así que es un caso inédito que causalmente, en esta ocasión, nos encontramos en el taller exactamente la misma cantidad de hombres y mujeres. Dato sobresaliente cuando después de varios años, de muchos países y aún más ciudades, la predominancia femenina ha sido siempre avasalladora.

Con este equilibrio ideal, durante el taller exploramos nuestro cuerpo, nuestra energía, nuestra mente y sus potencialidades. Nos adentrarnos, al menos conceptualmente, en la integración consustancial del mundo y el espíritu como una unidad interactuante.

Nos exploramos también viéndonos reflejados en el espejo profundo, insondable y directo de la mirada y la energía del otro, la otra…

Un momento culminante del taller, fue el privilegio de contar con nuestra querida amiga Noelia Jover, una hermosa mujer en su quinto mes de embarazo. La gestación humana en particular, desencadena una enorme y poderosa energía que se pone en movimiento. Es por lo tanto, un momento sagrado y privilegiado para compartir profundamente desde la meditación tántrica. Es la celebración consciente de la vida y la bienvenida a una nueva consciencia humana.

Fue una sutil, alegre e intensa ceremonia de bienvenida a Ixchel.

* * * * *

Generosa, la existencia me regaló unos días de trabajo fecundo en el marco incomparable de los jardines del Yogas Garden, bajo la sombra de un quiosco rodeado de flores, de las bellas salas del Ashram y de la calidez amorosa de la familia López Nazzar. Y nuevamente me pregunto ¿cómo retribuir todo esto?

El jueves, Emma y yo tomamos un confortable autobús con dirección a San Pedro Sula, la segunda ciudad en importancia en Honduras.  Fue un viaje donde atravesamos bosques, lagos y praderas. Pero también, fue un viaje de la consciencia, compartiendo recuerdos, vivencias, experiencias de estos largos años que convivimos, cada uno desde su territorio temporal y espacial, con el Maestre Marcelli.

En San Pedro nos esperaba Melisa Valenzuela, una de nuestras queridas alumnas y compañeras del diplomado de yoga, bella y generosa, nos hospedó en su casa, donde convive con sus pequeñas hijas, dos hermosísimas elfas de cabellos ensortijados que venían llegando orgullosas de sus clases de karate!  No cabe duda que lo femenino se transforma cada día, retomando su lugar fundamental en el equilibrio del mundo.

A la conferencia – Yoga y Salud-,  esperaban unos pocos asistentes, pues todas mis amigas me han comentado que la sociedad Sanpedrana es difícil, conservadora, indiferente y les cuesta integrar nuevas ideas o visiones a sus vidas engarzadas en un espacio de comodidad y confort. Contra sus predicciones, llegan 36 personas con las que dialogamos durante una hora. Las preguntas se multiplican, el entusiasmo saca brillo a los ojos y al expresarles nuestro interés en abrir un diplomado en la ciudad, todos afirman un genuino interés en participar. Casi podríamos inaugurarlo en ese momento!

 Sincronicidad…

Y de regreso a Tegucigalpa, a los paisajes de praderas y bosques nublados, de coníferas y encinos, de lagos y casitas multicolores que se suceden a los lados del camino. De vuelta al dialogo enriquecedor, cercano y profundo con Emma. Aquí nos espera una meditación en una de las bellas salas del Yoga’s Garden, con alumnos y alumnas de la primer y segunda generación, así como invitados. Una meditación que transcurre con el impulso inicial del mantra, para después adentrarse en el silencio…

El sábado por la mañana, damos seguimiento a la nueva generación del diplomado de yoga. El tema base: los orígenes del yoga.  Nos adentramos en las diferentes cosmovisiones y explicaciones filosóficas, místicas y científicas de la formación del universo, del mundo y de la raza humana. Base necesaria para entender en profundidad como inicia el descubrimiento del yoga en las primeras mentes conscientes. Navegamos en las diferentes explicaciones de cómo o porque, nace la necesidad de búsqueda más allá de lo que nuestros sentidos nos ofrecen, particularmente más allá de la vida. Y el yoga, con este u otros nombres, en diferentes civilizaciones se perfila como un método integral que abre nuestra percepción más allá de las fronteras de los sentidos.

A través de ásanas, respiraciones, enfoque de la mente, meditación, vamos dando un sustento experiencial a los conceptos, a las historias que revisamos. Patanjali, Gosala, Gautama, el shivaísmo dravídico, Lakulisha, los yoghis a lo largo de los siglos que van dejando una gama de acercamientos a la consciencia de acuerdo a la necesidad histórica y cultural de cada época.

La Sangha de esta segunda generación de buscadores de la salud y consciencia, es también plural, abierta, entusiasta. Es siempre un enorme privilegio el poder compartir y aprender de tantas personas. Cada ser humano es un espejo extraordinario donde me reflejo, aprendo e intento compartir lo experimentado en el camino. Solo gratitud.

Pero por si esto fuera poco, el domingo por la tarde, nuestra querida Sol me lleva a pasear por un bosque mágico donde conviven de manera excepcional coníferas con plátanos, encinos con papayas, café, malanga… bordeamos un arroyo que discurre entre empinadas cañadas, nos extasiamos con las copas de los arboles mecidas por el viento, con la vista tan lejana y tan cercana de la ciudad desde lo alto de una colina. Un viejo campesino, con el rostro encurtido pero feliz de amor a su tierra, prepara su pequeña parcela, mientras el maíz se riega con un sistema de aspersión por gravedad… está perfectamente consciente de la alta calidad de su vida, en relación a la agitación enfermiza de la ciudad. Nos bañamos en una hermosa cascada fría y reconfortante.

Gratitud.

Héctor Marcelli

Marzo 2013

 

La Sangha multinacional de la primer generaciónLa Sangha multinacional de la primer generación

Tantra: El encuentro a través del otro...Tantra: El encuentro a través del otro…

We Yoga, en San Pedro SulaWe Yoga, en San Pedro Sula

Meditación y celebración de la vida...Meditación y celebración de la vida…

La Sangha de la segunda generaciónLa Sangha de la segunda generación

 

 

Publicado en Relatos de viaje | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Dharma y familias

Familia

Rey, Zafiro, Emma, Sol, Javier y al centro, Enrique

La sintonía se fue dando paulatinamente. Recuerdo -hará unos 15 años-, a Emma y Enrique en el Ashram de Coatepec, que era el principal cuartel de mi padre en México, donde charlábamos por el gusto de compartir nuestras afinidades e intercambiando ideas, visiones y sentires. Pero fue hasta visitarles en el extraordinario Yoga’s Garden, cerca de Tegucigalpa, Honduras, cuando conocí a toda esta extraordinaria familia López Nazzar. Para mi, fue amor a primera vista, fue el reconocerme como miembro, aunque fuese adoptado, de ese clan.

Además del proceso de ir entrelazando nuestras visiones, es decir, profundizando la amistad, me asombró el diseño de ese mágico espacio que es el Yoga’s Garden. Cúpulas, jardines y pasillos elevados que conectaban los espacios. En cada detalle, en cada rincón, se sentía el amor y cariño plasmado en una arquitectura orgánica y bella.

Después, un buen día Sol apareció por el Ashram de Perú, donde estuvo algunos meses trabajando intensamente para seguir consolidando este sueño. Su energía, alegría, danzas y risas siguen aún flotando entre las montañas y el Ashram. 

Al Yoga´s Garden tuve el privilegio de ir en varias ocasiones para compartir sueños, experiencias e ideas a través de la formación de profesores de yoga que impulsábamos desde la plataforma de la Asociación de Yoghismo. En una de esas visitas tuve también la alegría de conocer el bello pueblo de Buenaventura y el proyecto de Ashram en los bosques circundantes.

Pero un buen día en la segunda mitad del año 2014, recibí un correo  inesperado, donde Emma me decía que toda la familia quería asistir a uno de mis retiros de yoga en Mazunte. Me parecía un regalo demasiado bueno para ser verdad, pero he ido aprendiendo que la vida siempre te tiene sorpresas luminosas cuando estás enfocado en el Dharma personal en sintonía con el Dharma del planeta y por ende, de la humanidad.

A fines de octubre de 2014, nos encontramos finalmente en el Ashram Cerro Largo de  mi querido amigo Mario Corella. El retiro tuvo la cualidad de reunir, además de la querida familia López Nazzar, a otros amigos cercanos y especiales: Lety Ruiz, Daniel Serrano, Rene Tanori, Pablo Arvizu, Rene Quiroga, Diana Altamirano, Marissa Moreno, Tania Itzel…

Maz 08

Con tantos yoghis y yoghinis experimentados, el encuentro pudo tener profundidad y diversión, fue una fiesta del compartir en un lugar mágico. Cuando esto sucede, cuando hay consciencia suficiente, se entrelazan los dharmas. Mientras más dharmas personales se unen conscientemente, más nos acercamos colectivamente, al servicio del Dharma del planeta. Y esto es un maravilloso indicador de acuarius: la fraternidad, la amistad, la comunicación -más allá del tiempo y el espacio-, la creatividad.

Una de las tardes, la familia Lopez Nazzar me invitó a tener una meditación de familia, algo íntimo y profundo en la sala de yoga. Compartimos y meditamos sobre los -a veces sutiles, a veces tortuosos y dramáticos-, vínculos de las consciencias cuando deciden continuar un proyecto común, viniendo al mundo con los poderosos lazos de familia. La familia es el más poderoso vínculo humano, el que te señala con toda claridad, el que te recuerda lo que viniste a trabajar, tus limitaciones y tus potencialidades. 

Yo tenía muy claros estos vínculos, por la toma de consciencia de la particular familia sanguínea con la que vine al mundo. Tenía muy claros los compromisos, los retos, es decir nuestro Dharma colectivo. En esta meditación con Enrique, Emma, Sol, Javier, Zafiro y Rey, me dí cuenta de que llega el momento en que tus familias se expanden, o podría decir, van apareciendo en la medida en que estás preparado para asumirlas. Hace poco escribí una nota sobre estas familias entrecruzadas, cuando tu consciencia se expande (constelaciones).

Por supuesto, el objetivo crucial para algunos individuos es superar, trascender, dejar atrás estos vínculos familiares, particularmente cuando son oscuros, cuando no te permiten florecer, cuando entrampan tu consciencia. De ahí, aquella  fuerte metáfora que dice: “para crecer y sanar es imprescindible matar a tus padres“. Pero esto, por supuesto no es válido para todos, cuando el vínculo familiar es desde la consciencia -no solo desde el amor-, más bien implica volver a conjuntar esfuerzos, mentes y energía justamente en la consecución, en la sintonización colectiva con ese Dharma común. 

Para mi ese fue el aprendizaje de esa re-unión, de este encuentro. Una convergencia para recordarnos a que venimos al mundo, con estos compañeros y compañeras de viaje…

En Punta Cometa, en ese mágico y sagrado lugar, donde ritualmente vamos para participar de la llegada o la partida del sol, se dio una culminación del retiro, pues además de esa exaltación de los sentidos, de la mente y el alma siempre se respira un aire lúdico, gozoso, de celebración.

Maz 01

La familia Lopez Nazzar al atardecer en Punta Cometa

Poco después, Sol compartió y escribió al píe de la siguiente foto:

241107_10152583328807804_68175322752323969_o

Vaciarse con una de esas exhalaciones pausadas, profundas;
dejando el viejo aliento detrás de cada paso dado,
adentrarse al indescriptible Ashram Cerro Largo
con su aroma que empapa el alma 
inyectándose con todos los sentidos.

***************

Dharma: 

Al ser una palabra sanscrita, es imprescindible conocer su significado etimológico, tanto como su uso común, tradicional y ritual en las diferentes corrientes filosóficas de India. No existe una palabra en español o inglés que la traduzca directamente.

Una de las acepciones que considero más adecuada en estos tiempos, es: La comprensión profunda del sentido de la vida personal y de esta, en relación a la existencia. Es la comprensión de las leyes universales y la sintonía consciente con ellas para tener una vida de crecimiento, de colaboración y solidaridad, tanto como de la personal felicidad que proporciona esta sintonía. Es fluir conscientemente en el objetivo de la existencia.

“En el hinduismo, el dharma significa literalmente religión y en este caso, las conductas que se considera que están de acuerdo con el rita (es decir con el orden que hace posible la vida y el universo) e incluye deberes, derechos, leyes, conducta, virtudes y un recto modo de vivir.
En el hinduismo, el dharma es la ley universal de la naturaleza, ley que se encuentra en cada individuo lo mismo que en todo el universo. A nivel cósmico esta ley se concibe manifestada por movimientos regulares y cíclicos. Por este motivo se simboliza al dharma como una rueda (dharma-chakra: ☸) que torna o gira sobre sí misma.

En el budismo, dharma significa ‘ley cósmica y orden’, aunque también se aplica a las enseñanzas de Buda.”

 

Publicado en Encuentros notables, General | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

La Maestría y la congruencia

Rosita 2019

He escrito antes sobre esta extraordinaria mujer, pero al ver esta foto del día de hoy, con total plenitud, regresando de uno más de sus frecuentes viajes, los cuales hace sola y con absoluta autonomía a sus ochenta y ocho años -en esta última ocasión, de los Estados Unidos-,  me doy cuenta que la gratitud de haber compartido toda mi vida de cerca con ella, no tiene parangón. Visto de una manera más profunda, podría decir con exactitud, claridad y fuera de especulaciones, que nos hemos re-encontrado nuevamente para continuar una labor antigua. Un dharma común que hemos emprendido desde diferentes frentes y estilos. Siempre de la mano, cercana o lejana, de otros amigos, Maestros y familiares. Indudablemente, tenemos claro que quien instrumentó este re-encuentro fue nuestro querido Maestre Don José Manuel Estrada, como él mismo nos repetía siempre. Es y ha sido -indudablemente-, un privilegio, pero al mismo tiempo una inmensa responsabilidad.

Repito siempre algo que muchos otros han repetido antes de diferente manera: Todos somos Maestros y alumnos siempre, hasta el último día de nuestra vida en este planeta. Aún el más iluminado de los seres humanos, ha tenido Maestros y Maestras de todo tipo, muchos o pocos, tal vez alguno particularmente crucial en su desarrollo pero nadie, ni el más elevado de los Bodhisatvas carece de ellos, al menos para “recordarles” a que vinieron. Un buen ejemplo, es el Dalai Lama, tomándolo en el contexto de la cosmovisión de su Linaje.

Se considera que es la reencarnación del anterior -y de todos los anteriores-, Dalai Lamas y él es el catorceavo. Claro, el sentido de reencarnación del budismo tibetano es mucho más complejo y profundo que el sentido casi infantil,  de esta palabra en occidente. Siendo un Bodhisatva que ha visitado múltiples veces el planeta como Maestro iluminado, cada vez tuvo Maestros y preceptores que le guiaron para sintonizarse en su papel y en su misión. En esta ocasión, tuvo que hacer un profundo cambio para adecuar su rol y misión a los tiempos caóticos, intensos, globales y críticos en que le tocó regresar en esta ocasión.

Rosa María Esquivel es una Maestra de la consciencia, pero a diferencia de la mayoría de los Maestros hombres, asume su trabajo con absoluta naturalidad y sencillez, sin alharacas, sin pomposos discursos, rituales, organizaciones que le rindan pleitesía, vestimentas particulares, seguidores o devotos. Su principal enseñanza es su vida misma, su actuación cotidiana, su vivencia consciente del día a día, siempre con absoluta congruencia y ecuanimidad. Una vida que trasciende las instituciones y sus protocolos. Una vida que inspira y mueve algo profundo en las personas –en todos los ámbitos donde se mueve-, que les motiva a querer ser mejores personas, a buscar su propio centro, su propio camino.

He tenido además, como puntos de referencia, el privilegio de conocer personalmente otras extraordinarias Maestras, algunas con visibilidad pública como Gurumay, Vandana Shiva, Indra Devi, Anita Roddick y otras que no son figuras públicas pero que hacen un trabajo extraordinario en el mundo. Y algunas más, por supuesto, que han transformado profundamente mi personal visión de la existencia.

De primera mano y de forma muy cercana, sé que la amorosidad, gentileza, congruencia y sabiduría innata de Rosa María, no son actuación o afectación, sino el flujo natural de su Ser. Eso es la esencia de la Maestría.

También me queda claro y me hace feliz -por su diversidad-, el saber que las diferentes formas de colaborar con este Dharma común, son todas válidas y genuinas. Cada uno, cada una de quienes estamos involucrados, tiene su particular compromiso, su estilo y forma de desarrollarlo.

Somos uno y somos muchos !!!

Como siempre, como cada día… GRATITUD

México, primavera de 2019

 

Publicado en Encuentros notables, General | Etiquetado , , , , , , , , | 4 comentarios

Yoga y Consciencia

Vivir conscientemente y con plenitud, colaborando activamente para un mundo mejor

 

 “La experiencia nos demuestra que las personas autorealizadas –los mejores experimentadores- son también los más grandes benefactores de la sociedad, las personas más compasivas y los luchadores más eficaces contra la injusticia, la desigualdad, la esclavitud, la crueldad y la explotación.”  Abraham Maslow

El Yoghismo por su naturaleza, retoma, incluye y actualiza los diversos métodos de yoga, desde los de remota antigüedad,  o al menos, parte de ellos, lo que sigue siendo vigente, pero dejando de lado las áreas que ya son obsoletas, pues el ser humano y las sociedades que conformamos cambian permanentemente. De la misma forma, incursiona en las nuevas experiencias, descubrimientos y propuestas yoghicas de nuestros tiempos, aquellas que enriquecen la visión, las técnicas y los sistemas que surgen de la realidad social y psicológica de la actualidad.

Es importante sin embargo, tener siempre claro que en el ámbito del yoga -como en todo quehacer humano-,  existen propuestas o escuelas que son dogmáticas, cerradas e incluso riesgosas, tanto física como psicológicamente. Esas propuestas están afianzadas en un conocimiento superficial o parcial, en simple ignorancia o en actitudes y mecanismos sectarios del ego o de manejo de poder. Sin duda, la mayoría de propuestas fugaces que aparecen y desaparecen, son simples negocios de moda. La pregunta obligada aquí, sería: 

  • Si siento la necesidad interior de incursionar en el yoga, ¿cómo tener referentes para un discernimiento adecuado?

Como en todo proyecto o planeación, se requieren indicadores para determinar la viabilidad y los resultados. En este caso, indicadores de que las personas que se forman en algún estilo o escuela de yoga, están teniendo una transformación interna y personal que se refleja con claridad, positivamente y de forma medible en su salud, tanto en el contexto personal, como familiar y social. 

El mundo se encuentra frente a una crisis global (económica, política, ambiental, social y cultural) de grandes proporciones. Pero sabemos  también, que son las crisis las que nos ayudan a crecer si ponemos un poco de consciencia y atención en ves de quejarnos o lamentarnos. Además, ninguna crisis tiene vida propia ni tiene sustancia en sí misma, pues toda crisis humana tiene su raíz, su origen, precisamente en los mismos seres humanos, en las decisiones individuales y colectivas que tomamos, en el fácil, cómodo e inconsciente deslizamiento de las personas y sociedades hacia sus más básicas u oscuras facetas: miedo, egoísmo, crueldad, ansia de poder, desvalorización, delirio de grandeza y tantas características negativas.

El yoga, para que sea verdaderamente un instrumento útil, de cambio profundo para el bienestar individual y social en nuestra época, debe ayudar a desarrollar en cada persona cualidades, habilidades, acciones y proyectos al servicio de los demás y del planeta. La idea de la “iluminación” personal de cada individuo al margen de la sociedad, es ya obsoleta. Hoy día no se necesitan más “iluminados” que formen sus grupos de discípulos, seguidores o adoradores hacia una hipotética salvación de sus almas o al servicio de un proyecto mesiánico. Lo que requiere nuestra época, son personas creativas y compasivas, sabias y sanas, utópicas y pragmáticas, espirituales y terrenas, alegres y activas, inspiradoras y aterrizadas, místicas pero felices, iluminados, sí, pero al servicio de la vida.

No son ya suficientes las teorías, reglas, restricciones, leyes e incluso, los valores morales, iniciáticos o religiosos. Es preciso crear un nuevo valor, el de potenciar, explorar, experimentar, poner en práctica y consolidar en nuestras personas y comunidades, las características y habilidades que surgen de lo más noble y elevado de cada individuo, de sus propias consciencias conscientes. Consciencia que solo da la experiencia personal y que se ve reflejada armoniosamente en lo colectivo.  

Así que para lograr el desarrollo armónico personal y colectivo, para  que se de la iluminación individual, tanto como la social-comunitaria, una formación yoghica debe contemplar indicadores precisos, que hablen por sí mismos, que demuestren que estas disciplinas están logrando desarrollar seres humanos con estas cualidades o por el contrario, si están creando personas desligadas de la sociedad, de sus semejantes, imbuidos en ensoñaciones metafísicas, mesiánicas, egoícas, manipuladoras o de un misticismo estéril, es decir creando nuevas fronteras, cada uno con su verdad irrefutable.

En este contexto, las cualidades que un programa adecuado de formación en yoga debiera despertar en las personas -con los matices propios de cada individuo-, son:

– Salud y consciencia
– Solidaridad y fraternidad
– Creatividad en todos los ámbitos de su vida

– Paz, armonía interior y exterior
– Tolerancia, respeto y amistad
– Inclusión, universalidad
– Acción y servicio impersonal
– Capacidad de resolución de conflictos de manera no violenta.

– Capacidad de transformación personal y colectiva
– Seguridad personal, confianza en sí mismo y los demás

– Salud física, emocional, mental y espiritual

Una visión de formación yoghica de esta naturaleza, está sustentada en los siguientes principios:

  • Cada individuo es único e irrepetible, por lo tanto ningún método o escuela puede atender a todas las personas de la misma manera, ni existe una escuela única o “la mejor” para todos. Existen personas con necesidades diferentes, por lo que se requieren todas las escuelas o métodos posibles.

  • La historia genealógica, genética, familiar, educativa, cultural, religiosa, espiritual y de valores de cada individuo, debiera tomarse en cuenta para ayudar a cada uno, a diseñar su método personalizado.

  • La exploración de un sistema que permita que cada individuo pueda crear su propio método, su propio yoga, con indicadores claros y medibles de fortalecimiento de una profunda consciencia interior, tanto como de un eficiente, compasivo y pragmático sentido social y ambiental.

  • Un sistema que -necesariamente-, siempre será cambiante, utilizando lo mejor de las diferentes escuelas, linajes y tradiciones, tanto yóghicas, como sistemas afines.

  • Un sistema que dotará de habilidades y un sentido profundo de universalidad y respeto por lo diferente.

  • Un sistema que permita y promueva el apoyo y acompañamiento  de una comunidad de referencia, pero que esté abierta a un intercambio con todas las demás comunidades yoghicas y de consciencia

  • Nunca olvidar que el yoga es solo una herramienta. Una herramienta que puede ser maravillosa y universal -a través de sus miles de formas-, pero a fin de cuentas una herramienta. Y no olvidar tampoco, que existen miles de herramientas similares,  ninguna mejor que otra, todas útiles y maravillosas en la medida que generen, salud, consciencia. 

“…Martin Heidegger y su discípulo Hans-Georg Gadamer describían este dilema (la interpretación personal), como un círculo hermenéutico, en alusión al modo en que la comprensión y la interpretación, la parte y el todo, se relacionan de manera circular: para comprender el todo es necesario comprender las partes, y viceversa”

Karuna!

Publicado en General, yoga | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Los caminos de Buda

DSC_3857

Buda quiere decir, despierto

En este sentido, Buda no es un dios, ni un maestro, ni una persona histórica o mitológica. De hecho, el budismo no tiene concepto de dios, por eso algunos le consideran más una filosofía que una religión. Buda, es el término o descripción que refiere el máximo logro de la consciencia humana, la consciencia plenamente despierta, iluminada. Muchas personas, miles de personas a lo largo de la historia, han alcanzado esta plenitud de consciencia, la Budeidad.

Algunos han alcanzado esta Budeidad, obviamente, desde alguna tradición o linaje budista, pero muchos otros desde diversas tradiciones y linajes, con otros términos (iluminado, cristificado, en samadhi). Otros más, desde su plena libertad de consciencia, sin estar atados a ninguna escuela, Maestro o tradición. Y muchos han navegado muy cerca, aún siendo ateos.

La mayoría de los budistas se refieren al concepto de Buda desde esta perspectiva. Cuando se refieren al Buda histórico, le llaman Sakyamuni o Sidharta Gautama. La tradición cuenta que Sakyamuni fue el veinticuatroavo Buda de esa particular cuenta, tanto como Bodhidharma, mil años después, es considerado el veintiochoavo Buda desde Sakyamuni -en ese particular linaje, pues hay cientos de linajes-. Por otra parte, el Budismo Bön, afirma que su tradición inicia con el Buda Tönpa Shenrab Miwoche, a quien ubican históricamente entre 16 y 18 mil años atrás. Mito o metáfora, no es relevante en este contexto. La idea es tener una pequeña referencia de como en el budismo, se entiende que ha habido muchos budas a lo largo de la historia, es decir, muchos seres humanos despiertos a plenitud.

Una de las más importantes aportaciones de la tradición Mahayana del Budismo, considera que todo ser humano es ya un Buda. Aun en semilla, latente, de forma inconsciente, pero Buda al fin. Donde solo falta darse cuenta. Y yo añado, hacer de ese darse cuenta, tu forma de vida consciente, tu forma de existencia, de acción, y de pensamiento.

Así que en este contexto, una imagen de Buda -pintura, escultura, dibujo, grabado-, es siempre una metáfora del potencial de consciencia de los seres humanos. Y el budismo es muy rico en metáforas.  Podemos decir que la budeidad tiene muchas formas de expresión en el mundo, tantas como seres humanos existen ya que cada uno es un Buda potencial, listo para desplegar su budeidad. Por ejemplo, la budeidad expresada a través de la vibración de Karuna (compasión activa de amor incondicional), se expresa en un sentido tradicional, en masculino, como Avalokiteshvara y en femenino, como Tara o Kwan Yin. Pero cada ser humano que se sintoniza en esta particular forma de expresión de la budeidad, la hace tangible, visible a los demás, de forma diferente, de acuerdo a su cultura, tradición y momento histórico. Así como no hay dos seres humanos iguales, no hay dos budas iguales, aunque abreven de la misma corriente de consciencia universal. Es la manifestación de la unidad en diversidad.

Todo esto que comparto, tiene fondo y sustancia en mi entender, pero es también una introducción para compartirles esta hermosa escultura de Buda. Esta maravillosa obra de arte -estilo Mandalay de Birmania (Myanmar)-, decidió venir al Ashram del bosque por esos caminos mágicos que genera la rueda del Dharma al hacerla rodar con amor y consciencia, pero sobre todo, con mucho trabajo para la salud y la consciencia de las personas y del planeta.

Gracias a todas y todos quienes lo han hecho posible, a quienes generosamente hicieron la donación, a quienes estuvieron presentes en la ceremonia de recepción, a quienes acompañan el Ashram en sus corazones.

 


 

 

Publicado en General | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Ciclos o septenarios…

JMN Mazunte

Mi padre, el Maestro José Marcelli, haciendo su ritual matutino al amanecer, justo en esa misma colina de Mazunte…

Corría el año 1991 (mi quinto septenario, 7 x 5= 35), me encontraba en un pequeño y olvidado pueblo costero del sur de México, en Mazunte, Oaxaca. Me hallaba en la cima de una pequeña colina junto al mar, al pie de esta, rompían las olas incansablemente de día y de noche, a veces de una manera muy suave, como acariciando sensualmente las rocas, otras veces de manera violenta y tempestuosa, con una fuerza tal, que el agua salía despedida desaforadamente hacia arriba formando caprichosas nubes de agua, como efímeras esculturas abstractas. El atardecer había sido espectacular, majestuoso y ya las estrellas se multiplicaban infinitas en el cielo.

Hacía una breve pausa del intenso trabajo que implicaba ayudar a transformar este pueblo, de un antiguo rastro de tortugas marinas, en un pueblo ecológico y un bello destino ecoturístico, pero sobre todo, intentando contribuir a que sus pobladores transformaran su consciencia para que pudieran hacer ese cambio.

Reflexionaba en aquel momento sobre mi vida, sobre lo que había vivido y logrado a mis flamantes 35 años. Recordé entonces, mis utópicos sueños de niño y de adolescente, las idealizadas expectativas  de vida de mi primera juventud. De pronto, como una revelación, me di cuenta que había ya rebasado todas mis expectativas -y vaya que eran utópicas-, por lo cual me sentí pleno, completo, feliz. Supe entonces, que podía morir ya mismo, sintiéndome completamente satisfecho con la vida.

Hoy en los albores del 2019, cuatro septenarios después y casi por entrar al noveno, en las montañas del Ashram del bosque de niebla, inmerso en el yoga, la meditación y naturaleza, me doy cuenta que con muchos nuevos proyectos y retos, realizados o en proceso, llevo casi treinta años sintiendo lo mismo…

Agradecimiento, solo eso, profundo agradecimiento a la existencia.

Abrazos y alegría para todos/as en este nuevo ciclo !  Feliz 2019 !

Karuna
Tat Twam Asi

Publicado en General | Deja un comentario

Despertar en el bosque de niebla

DSC_3740

Cuando desaparezco,
soy un árbol rotundo

que se extiende intensamente,
hacia dentro y hacia afuera,
hacia arriba y hacia abajo,
penetrando la tierra,
rompiendo piedras,
derrumbando murallas,
abriendo caminos
profundos y nuevos
hasta tocar la esencia
íntima de la tierra

Fluye su savia sabia
transitando por cada recoveco
por cada vaso capilar,
alimentando de fuerza vital,
ríos de energía,
nuevas ramas brotan e irrumpen,
inéditas, asombrosas,
cargadas de hojas en blanco
de flores de mil colores
perfumadas e inodoras,
eróticas y ascéticas

Revientan sus frutos
al calor del sol,
se pierden las fronteras
entre el cielo y las estrellas
se funden, se abrazan
se aman,
se expanden

Se transforma permanentemente,
sin tregua y sin prisa
Se convierte en dragón,
escupe fuego,
bate sus alas
es inasible
y tan terriblemente real,
que se confunde
con la vida misma

Entonces,
crea puentes
entre la tierra y el cielo,
que desde esta perspectiva,
son exactamente lo mismo

Publicado en General, Poesía | 1 Comentario